Colección
>
Movimientos - Patentes
Principales patentes Patek Philippe

Desde 1845, Patek Philippe ha registrado más de 80 patentes de sus inventos. Algunos de estos avances están relacionados con los movimientos, otros con las cajas, las agujas, las esferas y otros componentes más que constituyen la estructura externa y apariencia del reloj. Un gran número de estos inventos ha tenido una importancia capital en la historia de la relojería.

  • 1999: amanecer y puesta del sol (690516 A5)

    1999: amanecer y puesta del sol (690516 A5)

    La hora de la salida y de la puesta del Sol en un lugar concreto, está determinada por la fecha, siendo las levas las encargadas de activar esta función en el reloj. Si dichas levas no están sincronizadas con el calendario, la diferencia entre la hora verdadera y las horas de la salida y la puesta del Sol aumenta progresivamente. Este mismo fenómeno se produce cuando se procede al ajuste de la fecha en un reloj que ha permanecido parado durante cierto tiempo.

    Para corregir esta diferencia, el relojero está obligado a desmontar el reloj para ajustar la fecha de la leva que acciona el mecanismo de la salida y la puesta del Sol. La construcción patentada por Patek Philippe elimina todos estos inconvenientes, ya que la leva es accionada directamente por el mecanismo del calendario perpetuo. De este modo, la indicación de la hora de la salida y la puesta del Sol coincide en todo momento con la de la fecha.

  • 1999: ecuación activa del tiempo (689359 A8)

    1999: ecuación activa del tiempo (689359 A8)

    El tiempo solar medio que se utiliza por convención difiere constantemente del tiempo solar verdadero. Esta diferencia, llamada "ecuación del tiempo", varía de un día a otro y, en los relojes mecánicos, puede ir indicada por medio de una leva. Si la leva de la ecuación del tiempo no está sincronizada con el calendario, la diferencia entre la hora verdadera y la hora indicada aumenta progresivamente. Este mismo fenómeno se produce cuando se procede al ajuste de la fecha en un reloj que ha permanecido parado durante cierto tiempo.

    Para corregir esta diferencia, el relojero está obligado a desmontar el reloj para ajustar la fecha de la leva que acciona la ecuación del tiempo. La construcción patentada por Patek Philippe elimina estos inconvenientes, ya que la leva está directamente accionada por el mecanismo del calendario perpetuo. De este modo, la indicación de la ecuación del tiempo coincide en todo momento con la de la fecha actual.

  • 1999: apertura alternada de dos tapas (689338 A5)

    1999: apertura alternada de dos tapas (689338 A5)

    Los relojes convencionales de bolsillo con doble tapa van generalmente dotados de un pulsador (alojado en la corona) o un cerrojillo (integrado en la caja), encargados de accionar la apertura de las tapas. De concepción diferente, el Star Caliber 2000 está provisto de un pendiente que lleva grabada en uno de sus lados una cruz de Calatrava y que puede ser accionado y girado hasta 180º. La posición de la cruz de Calatrava determina la apertura individual de cualquiera de las dos tapas, operación ésta que se realiza apretando el pulsador alojado en la corona de dar cuerda. Este complejo y sofisticado mecanismo va íntegramente alojado en el pendiente. De un diseño muy elegante, rinde un homenaje simbólico al mecanismo de dar cuerda sin llave (con corona integrada en el pendiente) inventado hace 150 años por Adrien Philippe, cofundador de Patek Philippe.
     
    Desde este primer invento patentado en 1845, Patek Philippe ha registrado cerca de 80 patentes.

  • 1999: carillón (689337 A5)

    1999: carillón (689337 A5)

    Un mecanismo de Gran Sonería toca las horas y los cuartos automáticamente, así como los minutos a petición, por medio de minúsculos martillos que golpean sobre timbres de alta precisión. Hasta el momento, los relojes de bolsillo denominados "de carillón Westminster", no habían podido reproducir fielmente la melodía original del reloj de la torre del Parlamento de Londres. Incluso las célebres construcciones de cuatro piezas de los cuartos producen una secuencia de notas inexacta cuando un mismo timbre es golpeado dos veces consecutivas para repetir una nota.

    Ahora, gracias al mecanismo patentado para el Star Caliber 2000, Patek Philippe ha logrado construir un carillón de reloj de bolsillo que reproduce a la perfección la melodía Westminster y es capaz de tocar perfectamente dos notas idénticas consecutivamente.

  • 1998: corrección rápida del calendario (2346/98, patente pendiente)

    1998: corrección rápida del calendario (2346/98, patente pendiente)

    Los propietarios de un reloj con calendario perpetuo saben lo molesto que resulta tener que ajustar las diversas funciones del calendario cuando el reloj ha estado parado durante algún tiempo. En efecto, ello conlleva la activación de varios pulsadores, en algunos casos hasta un centenar de veces consecutivas dependiendo del tiempo que haya permanecido parado el reloj. El dispositivo de corrección rápida patentado por Patek Philippe reduce todas estas molestas operaciones ya que, con una simple presión en el cerrojillo de corrección rápida, el usuario puede efectuar en una sola operación las correcciones de hasta un mes. Y, gracias al concepto de sincronización generalizada, la ecuación del tiempo y la hora de la salida y la puesta del Sol se corrigen automáticamente. Así, una vez efectuada la corrección de la fecha, sólo quedan por realizar dos ajustes: el día de la semana y la hora.

  • 1997: cielo y luna (688171 B5)

    1997: cielo y luna (688171 B5)

    En los relojes con indicaciones astronómicas convencionales, las fases de la luna van indicadas en una pequeña esfera auxiliar, mientras una aguja independiente indica la lunación. Cuando estas funciones van integradas en un disco celeste, suelen ocupar un sitio importante en el mapa celeste. La ingeniosa construcción desarrollada para el Star Caliber 2000 posibilita la indicación de las fases de la luna y de la órbita lunar sin que ello influya en el tamaño del mapa celeste, lo que permite la indicación de un mayor número de estrellas que en los relojes de bolsillo tradicionales de dimensiones similares.

  • 1996: cronógrafo de ratrapante con mecanismo de aislamiento (686545)

    1996: cronógrafo de ratrapante con mecanismo de aislamiento (686545)

    Cronógrafo de ratrapante con aislante.

    El papel de un dispositivo aislante es de desacoplar una pieza de otra con el fin de evitar que distintas funciones interfieran entre sí en el conjunto del movimiento.

    Encontramos aislantes en un gran número de inventos de Patek Philippe, entre los cuales están el sistema de armado y puesta en hora sin llave, el reloj con varios husos horarios, el calibre 240 extraplano de carga automática, el calendario perpetuo secular, la visualización de la fecha de Pascua, el calendario perpetuo y más recientemente el cronógrafo de ratrapante.

    En los cronógrafos de ratrapante, la aguja de cronógrafo y la aguja de ratrapante están perfectamente superpuestas hasta que se detiene la aguja de ratrapante para medir un tiempo intermedio. La aguja de cronógrafo (que sigue girando) recibe una carga suplementaria variable. Este fenómeno puede afectar las oscilaciones del volante y la precisión del reloj.

    El ingenioso y elegante sistema Patek Philippe para los cronógrafos de ratrapante (referencia 5004), desembraga íntegramente las dos agujas cuando la aguja de ratrapante está parada, lo que permite a la aguja de cronógrafo funcionar de forma completamente independiente.

  • 1996: Calendario Anual (685585)

    1996: Calendario Anual (685585)

    Mecanismo de calendario que indica la fecha en una ventanilla, así como el día, el mes y las 24 horas, sin necesidad de ajuste en los meses de 30 días.

    Hasta 1996, sólo existían dos tipos de calendario: simples y perpetuos.

    El calendario simple está equipado con un disco que indica la fecha (y a veces el día) en una ventanilla. Ofrece una excelente legibilidad. Pero obliga al usuario a corregir la fecha en todos los meses de menos de 31 días.

    El calendario perpetuo elimina este inconveniente. Indica la fecha correcta hasta febrero de 2100, coordinando el ciclo de los meses largos y cortos con el de los años bisiestos. Pero esta facilidad de uso exige un sistema muy sofisticado de levas, saltadores y rochetes, lo que ejerce una carga suplementaria en el movimiento y hace que el calendario perpetuo sea una complicación reservada a un pequeño número de relojeros; incluso la fecha, ubicada en una esfera auxiliar, puede llegar a ser difícil de leer.

    El Calendario Anual Patek Philippe conjuga el mejor calendario simple y el calendario perpetuo renunciando al ciclo de los años bisiestos y colocando la fecha en una ventanilla. Distingue automáticamente los meses de 30 y 31 días y sólo requiere ser corregido una vez al año, al final de febrero, en lugar de las cinco veces al año. 

    La maravilla de este mecanismo reside en el hecho de que funciona principalmente mediante ruedas y piñones en lugar de los sistemas de báscula utilizados en los calendarios perpetuos.

    Gracias al Calendario Anual, la referencia 5035 fue denominada “Reloj del año 1996”.

  • 1995: dispositivo de acoplamiento de fricción (685462)

    1995: dispositivo de acoplamiento de fricción (685462)

    Dispositivo de acoplamiento de fricción.

    El posicionamiento y la estabilidad son fundamentales en relojería y el valor de cualquier invento que pueda garantizar ambos aspectos será proporcional a su simplicidad. 

    Uno de los lugares del reloj en los que surgen problemas de posicionamiento es el acoplamiento entre la rueda primera y el piñón que transmite la rotación del rodaje de finissage al cañón de minutos. La conexión entre estas dos áreas está asegurada por el tubo de un piñón ajustado por linternado sobre el eje de la rueda.

    El tubo debe de ser coaxial al eje sobre el cual está montado, pero en los sistemas convencionales siempre existe un poco de espacio y de juego entre los dos. Esto puede provocar un “enganche” a nivel de las agujas o desgaste en el rodaje.

    El dispositivo Patek Philippe de acoplamiento de fricción elimina prácticamente todo el juego garantizando que el tubo esté posicionado de manera perfectamente coaxial con respecto al eje, sean cuales fueren sus respectivas posiciones angulares.

    Este invento, simple e ingenioso a la vez, marca un progreso fundamental en cuanto a la calidad de los relojes.

  • 1991: calendario instantáneo (674913)

    1991: calendario instantáneo (674913)

    Mecanismo dotado de un sistema de salto instantáneo para la indicación de la fecha y/o del día.

    En numerosos mecanismos de calendario, el cambio de fecha y/o de día es progresivo y dura varias horas, por lo que la lectura es incómoda y poco estética. 

    Los mecanismos “instantáneos” existentes tienden a consumir demasiada energía. Además, la mayoría prohíben toda corrección manual de la fecha o puesta en hora durante ciertas franjas horarias vinculadas al funcionamiento del calendario. Otro mecanismo patentado sufriría por su gran tamaño –indispensable para albergar el sistema de salto instantáneo- lo que aportaría demasiada dificultad a su montaje.

    El mecanismo patentado por Patek Philippe se distingue porque palía todos los inconvenientes de los otros sistemas de cambio de fecha instantáneo.

  • 1986: calendario perpetuo (653841)

    1986: calendario perpetuo (653841)

    Calendario perpetuo secular con indicación retrógrada.

    El inconveniente de los calendarios perpetuos ordinarios es que siempre consideran los años 2100, 2200 y 2300 como años bisiestos, mientras que el papa Gregorio XIII decretó en 1582 que no lo serían.

    Con el objetivo de crear relojes para pasar de generación en generación, Patek Philippe diseñó un mecanismo de calendario perpetuo secular respetando el ciclo de 400 años del calendario gregoriano. Al final de cada siglo, este mecanismo decide por sí mismo si se trata de un año bisiesto o no.

    Sin embargo, tres veces en un ciclo de 400 años (este será en particular el caso de 2100, 2200 y 2300), el año secular es excepcionalmente no bisiesto. Para ser perfectamente “perpetuo”, el calendario debe entonces terminar el mes de febrero en el día 28.

    Esta función está asegurada por uno de los mecanismos más “lentos” que conoce la relojería, una leva secular dotada de un satélite de cuatro puntas, de las cuales tres son largas y una corta. La leva realiza una rotación en 100 años. Al final de cada siglo, el satélite avanza un cuarto de vuelta. Durante tres siglos consecutivos, las puntas largas del satélite arrastran una palanca que permite parar febrero en el día 28. En el trascurso del cuarto siglo (años 2000, 2400, 2800, etc.), la punta corta no activa la palanca. Febrero recibe así un día 29, característica fundamental de los años bisiestos.

    La patente quedó registrada cuando Patek Philippe creó el Calibre 89.

  • 1985: indicador de la fecha de Pascua (649673)

    1985: indicador de la fecha de Pascua (649673)

    Pieza de relojería dotada de un mecanismo indicador de la fecha de Pascua.

    Este invento fue ideado por los creadores del reloj supercomplicado Calibre 89. Es capaz de indicar la fecha exacta de la Pascua o Semana Santa para el año en curso por un periodo de varios años.  

    La Pascua es una fiesta “móvil” (no es una fecha fija cada año). En nuestro calendario gregoriano, las fechas posibles para el domingo de Pascua varían entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

    El objetivo de este invento es proporcionar un mecanismo particular, el cual, una vez integrado a un reloj (de preferencia un reloj de bolsillo o un reloj de pulsera), permite indicar la fecha exacta de la Pascua del año en curso. 

    Este mecanismo se distingue porque efectúa una sucesión de operaciones mientras conserva una acción durante el tiempo necesario hasta que las otras se lleven a cabo. Esta hazaña relojera, notable en una era dominada por la electrónica, pone de manifiesto todo el potencial de la mecánica.

  • 1979: reloj de pulsera Nautilus (556567, 607869)

    1979: reloj de pulsera Nautilus (556567, 607869)

    Caja de reloj hermética con bisel dotado de dos extensiones laterales simétricas correspondiente a dos salientes sobre la carrura, de modo que el cierre de la caja asegura la hermeticidad por compresión de una junta.

    Para lanzar un reloj deportivo perfectamente hermético, Patek Philippe esperó hasta poder proponer un diseño original que nadie pudiera copiar.

    El principio técnico que consistía en cerrar la caja como una escotilla fue establecido en 1974. El sistema de bisagra entre las extensiones del bisel y los salientes correspondientes sobre el fondo-carrura está asegurado por tornillos laterales.

    En 1979, este concepto encontró su estilo en el reloj de deporte Nautilus, con caja compleja que requiere de una elaboración y acabados extremadamente precisos. La junta O-ring está comprimida contra un ángulo en la carrura.

    La caja “escotilla” del Nautilus constituye una solución única para garantizar la hermeticidad y está testado a una presión de 120 metros. A pesar de que posteriormente se han fabricado construcciones más simples en una pieza caja/fondo, Patek Philippe continúa produciendo los relojes originales Nautilus, para los coleccionistas que aprecian un diseño clásico y exclusivo.

  • 1979: hebilla desplegable (608702)

    1979: hebilla desplegable (608702)

    Dispositivo de cierre de doble hoja para pulseras de piel.

    Una pieza estándar utilizada en millones de relojes no es necesariamente mejor que una diseñada por uno mismo. Y si desea darle al reloj un estilo exclusivo, es imperativo innovar.

    La hebilla desplegable Patek Philippe confirma la idea de que los mejores inventos son los que cumplen su cometido con el mínimo esfuerzo. Está provista de dos hojas, articuladas y unidas a la pulsera, plegándose una sobre otra en posición cerrada. Una de las extremidades de la pulsera se puede plegar en torno a una barrita, lo que permite ajustar fácilmente el largo de ésta.

    Este sistema, concebido para ser fabricado en oro, permite a Patek Philippe integrar su emblema, la Cruz de Calatrava, como elemento decorativo en el cierre, lo que refuerza la nota de exclusividad.

  • 1977: calibre 240 de carga automática (595653)

    1977: calibre 240 de carga automática (595653)

    Movimiento de reloj plano de carga automática con masa de armado encastrada en una posición excéntrica y rodaje de carga unidireccional (es decir que arma el barrilete en un solo sentido de desplazamiento de la masa oscilante).

    Un reloj pasa la mayor parte del tiempo en movimiento. Desde hace dos siglos, los relojeros han buscado la manera más eficaz de aprovechar los movimientos naturales del usuario para remontar el mecanismo.

    Desde 1931, la solución ha consistido en un rotor central colocado sobre el movimiento. En 1954, Büren Watch presentó un nuevo calibre automático cuyo rotor, dos veces más pequeño de lo habitual, estaba encastrado en una posición excéntrica en lugar de estar montado sobre el movimiento.

    Patek Philippe comprendió que la clave para que el minirrotor funcionara era simplificar el rodaje automático, suprimiendo el inversor y empleando una sola dirección de desplazamiento del rotor. La pérdida de energía fue compensada aumentando la frecuencia de la masa de armado y con un rodaje automático íntegramente pivotado de elegante simplicidad.

    El calibre Patek Philippe 240 de carga automática con minirrotor excéntrico acoplado al movimiento, sólo mide 2,4 mm de grosor. Se impuso por su fiabilidad y legendaria precisión, tanto en los relojes simples como en los calendarios perpetuos.

  • 1968: rotor con desplazamiento angular superior a 360° (458213)

    1968: rotor con desplazamiento angular superior a 360° (458213)

    Movimiento de relojería de carga automática.
    En los movimientos de relojes automáticos de cuerda por inercia, la masa excéntrica o rotor, cuyo centro de gravedad es distinto del centro de rotación, provoca la carga del movimiento mediante el rodaje apropiado del muelle del barrilete.

    Los movimientos del usuario del reloj producen la energía necesaria para el armado. Las aceleraciones de estos movimientos, o la de la ingravidez en el caso de un cambio de posición, se transforman en energía debido a la inercia de la masa y de la discordancia de su centro de rotación y de su centro de gravedad.

    Este mecanismo patentado propone una nueva construcción con respecto a los sistemas existentes. Comprende un rotor que puede efectuar desplazamientos angulares superiores a 360° y una tija de puesta en hora que emerge de manera perpendicular a la parte frontal del movimiento, opuesta a la esfera. Se distingue por el hecho de que este rotor, dotado de su dispositivo de pivotamiento, se alberga en una zona periférica del movimiento de su mismo grosor.

    La tija de puesta en hora, excéntrica con respecto al movimiento, constituye simultáneamente la tija de remontoir manual.

  • 1959: reloj con husos horarios (340191)

    1959: reloj con husos horarios (340191)

    Reloj dotado de un sistema que permite desplazamientos relativos en un doceavo de vuelta entre la aguja de las horas y la rueda de cañón, sin interrumpir la marcha del movimiento.

    La era de los jets inspiró un gran número de tentativas con el objetivo de desarrollar el reloj más práctico con husos horarios, pero ninguna solución alcanzó la elegancia de aquella creada para Patek Philippe por Louis Cottier (1894-1966).

    El problema consistía en saber cómo ajustar la hora independientemente de los minutos, de modo que los viajeros pudieran fijar rápidamente el huso horario local (en los lugares en que se consideran los husos de las horas plenas), sin perder la precisión de los minutos.

    La solución de Cottier permite mover el cañón (y la aguja de las horas) a través de 12 muescas en torno a una estrella de 12 dientes, arrastrada por el movimiento. Para cambiar la posición del cañón, en un sentido u otro, basta con activar uno de los dos correctores integrados en la carrura. Un sistema de trinquetes permite entonces hacer “saltar” el cañón hacia la muesca precedente o siguiente. Resultado: la aguja de las horas se desplaza exactamente una hora en un sentido o en otro sin influir en la aguja de minutos.

    Este mecanismo patentado es la base del nuevo reloj Patek Philippe Travel Time, lanzado en 1997.

  • 1959: primer reloj de cuarzo con circuitos integrados sin piezas móviles (335612)

    1959: primer reloj de cuarzo con circuitos integrados sin piezas móviles (335612)

    Instrumento horario de alta precisión.

    Este reloj de alta precisión indica una variación inferior a 1/10 de segundo en 24 horas. Se distingue por su oscilador de cuarzo termo-compensado de frecuencia superior a 500 ciclos/segundo.

    También posee un dispositivo electrónico divisor de frecuencia que presenta, por un lado, dos cadenas paralelas de niveles de división y, por otro, un dispositivo mezclador de las dos frecuencias de salida y de filtrado de la baja frecuencia. Esta baja frecuencia controla un dispositivo indicador horario.

  • 1954: energía fotoeléctrica (298564)

    1954: energía fotoeléctrica (298564)

    Pieza de relojería que toma su fuerza motriz de una fuente de energía luminosa que hace intervenir, al menos, una célula fotoeléctrica.

    Los relojeros siempre están intentando encontrar una fuente de energía “gratuita”, pero la desventaja de la luz es que ésta no está disponible las 24 horas.

    Los primeros relojes fotoeléctricos almacenaban su energía de manera mecánica, rearmando un muelle (o levantando pesos), lo que permitía al movimiento seguir funcionando durante la noche.

    La idea de Patek Philippe consistió en introducir un dispositivo de almacenamiento eléctrico adicional, bajo la forma de un acumulador que proporciona la energía para armar el muelle. Las células fotoeléctricas pueden así almacenar su energía, ya sea de manera eléctrica en el acumulador, o de manera mecánica al armar el muelle. Cuando el muelle está totalmente armado, un conmutador disyuntor dirige la energía hacia el acumulador.

    Este invento garantiza que la energía eléctrica procedente de las células se acumule, por lo menos, durante un momento determinado en el curso del funcionamiento bajo forma eléctrica. Aunque represente una alternativa elegante para un movimiento mecánico, la mayoría de los movimientos que reciben su energía de la luz, hoy son calibres electrónicos.

    Patek Philippe sigue produciendo cada año un pequeño número de penduletas Dôme fotoeléctricas, piezas únicas con cajas de esmalte tabicado.

  • 1953: primer reloj de pulsera de carga automática (289758)

    1953: primer reloj de pulsera de carga automática (289758)

    Mecanismo de carga automática de un movimiento de reloj de pulsera que utiliza la energía proporcionada por una masa rotativa que arrastra un excéntrico destinado a comunicar un movimiento de balanceo a un órgano del mecanismo.

    El órgano mencionado lleva, a un lado de su punto de pivotamiento, un trinquete que actúa sobre una rueda de rochete y, al otro lado, un diente que penetra en una muesca de una palanca, la que presenta un brazo en cuya extremidad libre se articula un segundo trinquete que actúa sobre la rueda de rochete, la cual está asociada a la rueda de corona del movimiento mediante un móvil dentado intermedio.

    El conjunto está estudiado de tal manera que debido a la inversión de movimiento producida por la interposición de la palanca entre los dos trinquetes, éstos siempre se desplazan en sentido contrario el uno del otro, mientras la rueda de rochete siempre gira en el mismo sentido.

  • 1952: volante Gyromax (26143, 280067)

    1952: volante Gyromax (26143, 280067)

    El volante presenta cavidades cuyo centro está ocupado por una clavija paralela al eje del volante, estando las masas de regulación centradas sobre las clavijas.

    El desarrollo de aleaciones especiales para espirales tornó obsoleto el uso de volantes compensadores. Pero los mejores volantes monometálicos aún presentaban tornillos salientes que permitían que los relojeros realizaran un ajuste fino del momento de inercia.

    Patek Philippe ideó un nuevo tipo de volante monometálico en el que los tornillos fueron remplazados por pequeñas masas fijadas al aro.

    Tales masas se presentan como arandelas elásticas fijadas sobre clavijas paralelas al eje del volante y están concebidas en modo que su centro de gravedad se encuentre siempre sobre el eje de la clavija.

    Las masas y las clavijas se albergan en las cavidades talladas en el canto del aro, de modo que reducen la fricción del aire.

    El momento de inercia se puede ajustar girando las masas. No obstante, en la práctica, esta intervención es necesaria en muy pocas ocasiones, ya que el volante Gyromax puede ser equilibrado con extremada precisión, regulado de manera muy fina, mientras conserva su precisión de marcha casi indefinidamente.

    El volante Gyromax se emplea en todos los movimientos de relojes de pulsera Patek Philippe, desde que el concepto final fuera patentado en 1952.

  • 1904: calibre extraplano (30474)

    1904: calibre extraplano (30474)

    Calibre de reloj extraplano en el cual el remontoir está dispuesto de tal modo que la primera rueda se encuentra en el mismo plano que el rochete de remontoir, en lugar de pasar por debajo de éste.

    Resultado: el barrilete, y por consiguiente el muelle real, puede tener un grosor normal, a pesar de la extremada delgadez del movimiento.

    Este calibre permite el uso de un muelle real con una hoja cuya altura es de de 6½ doceavos o más para un movimiento con una altura total de sólo 17 doceavos de grosor. Antes de esta innovación, los calibres de la misma altura sólo podían alojar muelles mucho menos gruesos.

    En su tiempo, esta innovación marcó un progreso importante para el funcionamiento y la regulación así como para la fabricación, el mantenimiento y la longevidad de este tipo de relojes.

  • 1902: doble cronógrafo (27052)

    1902: doble cronógrafo (27052)

    El doble cronógrafo difiere del cronógrafo ordinario y del cronógrafo de ratrapante porque permite hacer simultáneamente una serie de observaciones distintas.

    La puesta en marcha de las dos agujas funciona igual que en el cronógrafo de ratrapante, en el momento en que se presiona el pulsador situado sobre la corona de remontoir, o en otro lugar; una presión sobre otro pulsador detiene la aguja del segundo cronógrafo, una segunda presión sobre este mismo pulsador la lleva a las 12h y una tercera presión la vuelve a poner en marcha.

    Durante este tiempo, la aguja del primer cronógrafo puede continuar su recorrido; se detendrá mediante una presión sobre el primer botón. Esta presión detiene simultáneamente la aguja del segundo cronógrafo y otra presión sobre el mismo botón lleva las agujas de los dos cronógrafos a las 12h.

    La pieza ya está lista para volver a funcionar como en la primera parada.

  • 1889: mecanismo de calendario perpetuo (1018)

    1889: mecanismo de calendario perpetuo (1018)

    Mecanismo de calendario perpetuo, diseñado para relojes de bolsillo.

    La ventaja de este mecanismo de calendario reside en su sistema de salto instantáneo y simultáneo para las visualizaciones del día, fecha, mes y fases de la luna.

    Este mecanismo que puede funcionar en todas las dimensiones, se caracteriza por la combinación de una rueda dotada de una clavija biselada, de un corazón y una palanca que acciona las estrellas simultáneamente.

  • 1889: tija partida (1016)

    1889: tija partida (1016)

    Dispositivo de puesta en hora por el pendiente con tija de remontoir llamada “partida” que permite meter y sacar el movimiento de la caja manteniendo la corona y la tija de remontoir en el pendiente.

    Jean-Adrien Philippe siguió perfeccionando su sistema de corona y tija para el armado y la puesta en hora durante casi 20 años. En 1861, cuando solicitó en Francia la inscripción de la patente final de este invento (en aquel entonces la única oficina oficial de registro de patentes se encontraba en París), su primera patente ya había expirado y otros relojeros empleban su invento.

    En Suiza, hubo que esperar hasta 1888 para que el nuevo Instituto Federal de la Propiedad Intelectual empezara a registrar patentes. Patek Philippe registró entonces su nuevo sistema de armado sin llave en el que introducía una característica adicional: un sistema de tija de remontuar desmontable.

    Uno de los inconvenientes del sistema de remontoir en el pendiente, en los relojes de bolsillo, era que se hacía necesario desmontar íntegramente la corona y la tija de remontoir antes de retirar el movimiento para su mantenimiento.

    Este problema se resolvió fácilmente gracias a una tija de remontoir dividida en dos partes llamada “tija partida” que permite dejar la corona y una parte de la tija en el pendiente, al tiempo que se retira la otra parte con el movimiento.

    Esta ingeniosa solución permite ganar tiempo y fue la primera de más de 50 patentes registradas por Patek Philippe en Suiza.

  • 1881: regulador de precisión (142376)

    1881: regulador de precisión (142376)

    Este invento de Jean-Adrien Philippe, conocido como “regulador de precisión”, consiste en una pieza que va ajustada sobre un coq (puente del volante).

    Las características de este invento residen principalmente en un disco sobre cuya superficie hay una ranura con forma de espiral bastante profunda. Este disco se coloca en una hendidura concéntrica al tornillo del puente del volante y se mueve libremente bajo un borde situado en la cabeza del tornillo

    La segunda pieza principal es la raqueta, cuya cola lleva en su extremidad una clavija saliente en su parte inferior, de forma cónica que penetra en la ranura del disco. Este pequeño cono de la clavija ejerce presión sobre la ranura y, naturalmente, sobre el disco que se sujeta gracias a esta presión.

    Todos los cronómetros Gondolo están equipados con una versión perfeccionada de este sistema.

  • 1845: reloj sin llave (1317)

    1845: reloj sin llave (1317)

    Sistema mecánico de remontoir y puesta en hora por el pendiente, aplicable a todo tipo de relojes.

    Hasta mediados del siglo XIX, a los relojes de bolsillo se les daba cuerda y se les ponía en hora mediante una llave separada que se introducía en un agujero de la caja. Los agujeros dejaban entrar el polvo y los usuarios perdían las llaves frecuentemente. En 250 años, ningún relojero había resuelto este problema de manera plenamente satisfactoria.

    Gracias al invento del sistema moderno de tija y corona para el armado y la puesta en hora (tirando de la corona para la puesta en hora y presionando para dar cuerda), Jean-Adrien Philippe no sólo concibió un mecanismo muy inteligente, también cambió la naturaleza de los relojes. El reloj autónomo y sin llave que puede cerrarse herméticamente es el precursor del reloj de pulsera hermético actual.

    Jean-Adrien Philippe especificó que su invento podía ser “aplicado a todo tipo de relojes" un hecho que se puede ver hoy en relojes que él jamás hubiera podido imaginar: relojes de pulsera de carga automática, relojes extraplanos, relojes de cuarzo, relojes con calendario y relojes de buceo. Desde 1845, nadie ha ideado un sistema más práctico para estas funciones.