Introducción

5227G
- Calatrava
Carga automática

Con sus líneas puras, el calatrava se impone como la quintaesencia del reloj de pulsera redondo y constituye uno de los más hermosos símbolos del estilo Patek Philippe. Non plus ultra de la elegancia, seduce a cada nueva generación gracias a su perfección atemporal y su sobriedad extrema.


Movimiento mecánico de carga automática. Calibre 324 S C. Fecha por ventanilla. Segundero central. Esfera marfil lacada, índices aplicados en oro. Pulsera de piel de aligátor brillante con escamas cuadradas, cosida a máquina estilo costura a mano, negra. Oro blanco. Fondo de cristal de zafiro protegido por una tapa con bisagra invisible. Estanco a 30 m. Diámetro: 39 mm. Grosor: 9,24 mm.

Precio:

TOGGLE
Se ha añadido este reloj a su lista de deseos

Calibre

324 S C
Carga automática

Patek Philippe Calibre 324 S C - Anverso
Anverso Reverso

324 S C
Carga automática

Fecha, segundero central. Diámetro: 27 mm. Altura: 3,3 mm. Componentes: 213. Puentes: 6. Rubíes: 29. Reserva de marcha: mín. 35 horas - máx. 45 horas. Rotor central de oro de 21 quilates, armado unidireccional. Volante: Gyromax®. Alternancias/hora: 28.800 (4Hz). Espiral: Spiromax®. Signo distintivo: Sello Patek Philippe.

Saber hacer

Cuidado de todos los detalles
Componentes del movimiento

En el detallado trabajo a mano realizado en los componentes interiores de un reloj es donde se alcanza el pináculo del acabado a mano. El Sello Patek Philippe requiere que los movimientos, como el resto del reloj, se creen utilizando tecnología avanzada, sabiduría artesanal, autenticidad y acabado ejemplar.

Nota de prensa

Patek Philippe Calatrava referencia 5227

El Calatrava, arquetipo del reloj de pulsera clásico redondo, y los modelos estilo «Officier», con fondo dotado de tapa abisagrada, figuran desde hace tiempo entre las grandes creaciones Patek Philippe. Ahora, la manufactura reúne sus principales signos distintivos en el nuevo Calatrava referencia 5227, con fondo transparente protegido por una tapa. Refinamiento sutil: la bisagra integrada es invisible desde el exterior, ocultando así la presencia de un doble fondo a los no iniciados.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y asegurarnos de que le ofrecemos, mediante el análisis de sus hábitos de navegación tal como se describe en nuestra política de cookies, la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso.

OK