Introducción

5719/10G
- Nautilus
Carga automática

Con su bisel octogonal y sus contornos suaves, la célebre caja se inspira en la escotilla de un barco y luce un característico relieve horizontal acuñado. El Nautilus se afirma desde 1976 como la encarnación del estilo deportivo elegante por excelencia. hoy 40 años más tarde, ofrece una espléndida colección de modelos para caballeros y para señoras. en acero, oro rosa, oro blanco o en combinaciones bicolores, acompañando con distinción las vidas más activas.


Movimiento mecánico de carga automática. Calibre 324 S C. Fecha, segundero central. Caja: 100 diamantes (~0,69 ct) y 32 diamantes baguette (~5,51 ct). Brazalete: 803 diamantes (~3,55 ct) y 150 diamantes baguette (~7,52 ct). Total: 1.343 diamantes (~18,73 ct). Esfera: totalmente engastada con 255 diamantes (~1,36 ct) y 3 índices de las horas con diamantes baguette (~0,01 ct). Placa de la esfera de oro de 18 qts. Hebilla desplegable Nautilus. Oro blanco. Corona atornillada. Fondo de cristal de zafiro. Estanco a 120 m. Diámetro (10h -4h): 40 mm. Grosor: 8,7 mm.

Precio:

TOGGLE
Se ha añadido este reloj a su lista de deseos

Calibre

324 S C
Carga automática

Patek Philippe Calibre 324 S C - Anverso
Anverso Reverso

324 S C
Carga automática

Fecha, segundero central. Diámetro: 27 mm. Altura: 3,3 mm. Componentes: 213. Puentes: 6. Rubíes: 29. Reserva de marcha: mín. 35 horas - máx. 45 horas. Rotor central de oro de 21 quilates, armado unidireccional. Volante: Gyromax®. Alternancias/hora: 28.800 (4Hz). Espiral: Spiromax®. Signo distintivo: Sello Patek Philippe.

Saber hacer

Cuidado de todos los detalles
Engastado de gemas

Rubíes, esmeraldas, zafiros, diamantes: todas las gemas deben cumplir con los requisitos del estricto criterio del Sello Patek Philippe y ser lo mejor de su clase. En cuanto a los diamantes, solo es aceptable la gama de colores D a G. La claridad y la talla deben ajustarse a las especificaciones Top Wesselton. Los diamantes deben ser del grado IF (Internally flawless). Si la talla no fuera de una precisión impecable, afectaría al engastado. Las gemas Patek Philippe siempre se engastan a mano, y nunca se utilizan adhesivos. El engastador coloca cada piedra en su montura y después dobla los granos de metal circundante (casi siempre es oro) para fijarla. Las filas de piedras preciosas deben tener la misma altitud y apuntar en la misma dirección. El engastador siempre considera la forma y las características de cada gema para realzar su belleza, cualquiera que sea la técnica empleada. Tanto si es el engastado tradicional, el aleatorio (simulando tal vez un cielo estrellado) o como de talla baguette para las cifras.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y asegurarnos de que le ofrecemos, mediante el análisis de sus hábitos de navegación tal como se describe en nuestra política de cookies, la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso.

OK