Capítulo 3

La creación de la Gran Sonería

La belleza es parte integrante de todos los componentes de un reloj Patek Philippe, no solo de los que se ven cuando el reloj se lleva en la muñeca. La Grande Sonnerie impresiona por su esbelta elegancia, fiel al principio de Patek Philippe de que las complicaciones más sofisticadas lucen todavía más cuando se llevan cómodamente ceñidas a la muñeca.

Descubra su creación hasta en el más mínimo detalle.

Caja de platino moderna y elegante

La elección del platino para la caja, un material con el que resulta más difícil obtener un sonido perfecto, ha movilizado todo el saber hacer de Patek Philippe, transmitido de generación en generación.

El diseño de la caja de la Ref. 6301 destaca por su sutil juego de contornos y curvas, por su bisel cóncavo y por sus flancos ahuecados y satinados.

Al igual que todas las cajas de platino Patek Philippe, ésta va adornada con un pequeño diamante –engastado a la altura de las 12h (y no de las 6h, como es el caso habitualmente) a causa de la presencia del gatillo de selección del modo de la sonería.

El nuevo calibre GS 36-750 PS IRM se puede admirar a través de un fondo de cristal de zafiro.

Esfera en esmalte Gran Fuego negra

Clásico y contemporáneo a la vez, el Gran Sonería Ref. 6301P es producto de la alta artesanía tradicional, que se manifiesta en la esfera de esmalte Gran Fuego negra con acabado bruñido, en las cifras Breguet de oro blanco de 18 quilates aplicadas a mano y en las agujas de las horas y de los minutos en forma de hoja con revestimiento luminiscente.

La visualización de las horas, de los minutos y del segundero saltante se completa, en perfecto equilibrio, con los dos indicadores de la reserva de marcha, uno a las 9 h y otro a las 3 h, identificados con las inscripciones MOUVEMENT y SONNERIE, respectivamente, y cada uno con sus escalas y semicírculos.

Un deleite para los apasionados y los conocedores

Cada componente, desde la caja y la esfera hasta el movimiento, cumple con las estrictas exigencias del Sello Patek Philippe, tanto en los aspectos técnicos (regulación, precisión, fiabilidad) como en los acabados y en la refinada arquitectura de los diversos componentes.

Se ha puesto especial esmero en el diseño de los puentes del movimiento, en especial el puente del barrilete y el puente del volante (coq) transversal, una singularidad de Patek Philippe que garantiza un buen asiento y un buen equilibrio visual.

Los conocedores apreciarán otros detalles estéticos que se hacen visibles por primera vez, como el regulador con volante de inercia que regula la velocidad de los golpes con sus exquisitos acabados y bruñido.

Suscríbase a las notificaciones de sonido Patek Philippe

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y asegurarnos de que le ofrecemos, mediante el análisis de sus hábitos de navegación tal como se describe en nuestra política de cookies, la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso.