Introducción

5370P
- Grandes Complicaciones
Cuerda manual

El cronógrafo de ratrapante figura –junto al tourbillon y la repetición de minutos– entre las tres complicaciones relojeras más difíciles de realizar. Se necesita un mecanismo muy sofisticado para pilotar las dos agujas de cronógrafo, una de las cuales (la ratrapante) se puede detener para cronometrar un tiempo intermedio (o conservar un tiempo de referencia), mientras que la trotadora continúa su carrera sin perder la más mínima fracción de segundo. Cuando se libera la aguja de ratrapante, ésta salta para «alcanzar» a la trotadora. Entonces las dos agujas superpuestas continúan juntas su ronda.


Movimiento mecánico de cuerda manual. Calibre CHR 29-535 PS. Cronógrafo de ratrapante. Contador de 30 minutos instantáneo. Segundero pequeño. Escala taquimétrica. Esfera en esmalte genuino negro, cifras Breguet aplicadas de oro. Placas de las esferas de oro macizo de 18 quilates. Pulsera de piel de aligátor de escamas cuadradas, cosida a mano, negra brillante. Platino. Fondo de cristal zafiro y fondo macizo intercambiables. Estanco a 30 m. Diámetro caja: 41 mm. Grosor: 13,56 mm.

Precio:

TOGGLE
Se ha añadido este reloj a su lista de deseos

Calibre

CHR 29-535 PS
Cuerda manual

Patek Philippe Calibre CHR 29-535 PS - Anverso
Anverso Reverso

CHR 29-535 PS
Cuerda manual

Cronógrafo de ratrapante. Contador de 30 minutos. Segundero pequeño. Diámetro: 29,6 mm. Altura: 7,1 mm. Componentes: 312. Rubíes: 34. Reserva de marcha: con el cronógrafo desactivado mín. 55 horas - máx. 65 horas. Volante: Gyromax®. Alternancias/hora: 28.800 (4Hz). Espiral: Breguet. Signo distintivo: Sello Patek Philippe.

Saber hacer

Cuidado de todos los detalles
¿Qué es el acabado a mano?

Una amplia gama de fina decoración y sutiles mejoras que enriquecen la funcionalidad y la estética de nuestros relojes, además de asegurar la belleza y la precisión de un reloj Patek Philippe para años venideros.

Nota de prensa

Patek Philippe Chronograph à rattrapante referencia 5370

Los Cronógrafos Rattrapante, provistos de un mecanismo que les permite medir tiempos intermedios sin interrumpir el cronometraje global, hace tiempo que forman parte de las especialidades Patek Philippe más apreciadas. Ya ocurría así en los años 20 cuando la manufactura presentó su primer cronógrafo de pulsera, que era un cronógrafo con rattrapante. Así que, es lógico que la nueva referencia 5370 fuera esperada con impaciencia por coleccionistas, entendidos y apasionados de relojes refinados –máxime teniendo en cuenta que su complejo mecanismo va oculto tras una esfera de esmalte genuino de color negro.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y asegurarnos de que le ofrecemos, mediante el análisis de sus hábitos de navegación tal como se describe en nuestra política de cookies, la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso.

OK