1 - ¿Qué es el acabado a mano?

Una amplia gama de fina decoración y sutiles mejoras que enriquecen la funcionalidad y la estética de nuestros relojes, además de asegurar la belleza y la precisión de un reloj Patek Philippe para años venideros.


¿Qué es el acabado a mano?

El término “acabado a mano” incluye un amplio espectro de fina ornamentación y sutiles adornos, realizados a mano con el mayor esmero en los componentes de un reloj, una vez finalizado el trabajo a máquina.

El acabado elimina cualquier diminuta rebaba o partículas dejadas por la máquina que podrían impedir el movimiento perfecto; suaviza los bordes que se mueven junto a otros y protege de la oxidación. Y los diferentes procesos también transforman un metal simple en un material bruñido de cautivadora belleza.

Tanto si un proceso en particular asegura el funcionamiento impecable del reloj por muchos años, o es puramente estético, el acabado a mano de cualquier tipo requiere conocimientos y técnicas centenarias, además de una gran destreza, ya que a menudo se realiza en superficies minúsculas difíciles de apreciar por el ojo humano.

La maestría en el acabado a mano es también parte de la asombrosa gama de alta artesanía producida por Patek Philippe, en donde se emplea este arte para crear exquisitos relojes esmaltados, espléndidos relojes de sobremesa Dôme y relojes de bolsillo de colección con cajas y esferas de marquetería, esmalte o engastes de gemas. 

El Sello Patek Philippe

El reloj de un conocedor deberá tener un acabado elaborado, como el de una joya, realizado totalmente a mano, con un ingenio, una atención al detalle y un respeto que ninguna máquina del mundo puede reproducir y, por ello, Patek Philippe no tiene parangón en su sector.

Es un nivel de excelencia manifiesto en el Sello Patek Philippe: el referente aplicado a todos sus relojes mecánicos para garantizar que cumplen el criterio de calidad de la compañía (el más estricto en la relojería suiza).

Para lograr el mejor resultado imaginable se tienen en cuenta todos los detalles. Todos los elementos de un reloj (incluyendo el movimiento, el interior y el exterior de la caja, la esfera, los pulsadores) están impecablemente acabados.

Los métodos varían desde el biselado y el pulido, al bello graneado circular, o la suave presión abrasiva que resulta en las célebres Côtes de Genève”.

Estos meticulosos procedimientos pueden ser la parte más laboriosa y prolongada del reloj. 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y asegurarnos de que le ofrecemos, mediante el análisis de sus hábitos de navegación tal como se describe en nuestra política de cookies, la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso.

OK